Matrimonio · Mosquitos · Sabios

Matrimonio · Mosquitos · Sabios

03-09-2013

Wonderland de Radio 4

 MATRIMONIO

Parecen oírse otras frecuencias cuando ya no revolotean las mariposas en el estómago. Escucho con demasiada intensidad los ruidos humanos, sobre todo los de mi marido. El pobre no lo sospecha, pero no puedo con el galope de su nuez cuando mata la sed ni con la limpieza interior con la que se recrea para sacar al monstruo verde de su garganta. Lo desprecio por eso y me siento culpable. Hay tantos ruidos desagradables que no valoras la auténtica melodía, así que te adiestras con resignación a los ronquidos, a los eructos e incluso a los pedos matutinos. A todo.

04-09-2013

 

Wonderland de Radio 4

 MOSQUITOS

Sobre la mesita de noche, al lado de mis libros de caballerías, tengo unas pomadas caducadas que ya nunca me aplico pero me recuerdan que tuve hongos en los pies. Sueño que un fornido hidalgo me los sopla mientras los masajea para aliviarme del intenso picor y, a duras penas, me calza unos zapatos de cristal que me trasladan a un tablao flamenco. Allí doy palmas en una pared a la vez que bailo un zapateado con un apuesto príncipe. Me he levantado con los pies hinchados y es curioso como mi habitación está plagada de pequeñas manchas de sangre.    

 

 

05-09-2013


 

SABIOS

Unos señores con boina que sabían mucho y que, según ellos, lo tenían todo hecho en la vida se dedicaban, cada día, a vigilar las obras del nuevo centro comercial que se construía en el pueblo. Incansables analizaban cada movimiento del proyecto y discutían sobre aspectos técnicos de la futura edificación. Dibujaban en el suelo esquemas sobre la estructura y, tras las vallas metálicas, se permitían la licencia de aleccionar a los trabajadores en las precisas proporciones para la mezcla del hormigón. Solo el prestigioso arquitecto que dirigía la obra podía aplacar sus controvertidas reflexiones llevándose algún que otro bastonazo.

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *