Polvos mágicos · Pienso · Cercanías · Mascota · Blancas

Polvos mágicos · Pienso · Cercanías · Mascota · Blancas

04-10-2013

Wonderland de Radio 4

POLVOS MÁGICOS

Guillermina era una bella mujer que sabía vivir sola y, por ello, todo el mundo pensaba que era una sinvergüenza. Los vecinos la tenían controlada, y sabían quien entraba y salía de su pequeño apartamento. Solía recibir a sus huéspedes en batín y descalza, con los cabellos deshechos y fumando. Ellos, en cambio, llegaban impecables, con elegantes trajes y perfumados. En su última visita vieron entrar a un señor de barba blanca, ataviado con una túnica desgastada y un sombrero de pico alto adornado con lunas y estrellas brillantes. Desde ese día no se supo nada más de ella, desapareció.

 

 07-10-2013

Wonderland de Radio 4

PIENSO

Es difícil que entre en un banco y no piense en atracarlo. Es un pensamiento automático. Hoy está lleno de gente y me toca hacer cola para acceder a la ventanilla. Delante de mí hay una señora gorda que me mira de arriba a abajo. Me da asco. Pienso en escupirla. Me recorre un escalofrío imaginando una cruenta carnicería con el cuchillo que llevo escondido: primero me cargo a la obesa y luego al resto de la fila. No queda nadie, sólo yo, lleno de sangre, frente al chico que me vendió las acciones. No pasa nada, únicamente lo pienso.

14-10-2013

Wonderland de Radio 4

CERCANÍAS

Durante el trayecto en tren, mi hermana Sara y yo, jugamos a ser mayores para divertirnos. Elegimos a un adulto del vagón y lo imitamos durante todo el viaje, ese es el reto. Mi hermana lo hace bien, tanto, que me enseña su escote, se suelta el pelo y se insinúa con guiños; así actúa su elegida. Enseguida la identifico, es provocativa. Ahora se levanta y, con ímpetu, besa apasionadamente al señor que tiene delante. Sara también lo hace conmigo, es rigurosa. La miro sorprendido, con repulsa, pero, copiando la reacción del señor, mi escogido, la oprimo fuerte contra mí.

11-10-2013

Relatos en cadena (SER)

MASCOTA

De esa es de la que tú no quieres hablar cada vez que la ves. Es de tú familia y sientes vergüenza cuando se exhibe con su bulldog por el parque o cualquier lugar donde haya gente. Se cree una mujer despampanante, y no se entera de la pena que da. Ya no hay armonía en sus facciones por culpa de la cantidad de elementos permanentes que el cirujano plástico le ha ido colocando bajo la piel de su rostro, y otras partes. Tanto dinero la ha desfigurado, y, aunque resulte mezquino pensarlo, en su caso, tienes muy claro que es el amo el que termina pareciéndose a su perro.

11-10-2013

Realtos en Cadena (SER)

BLANCAS

De esa es de la que tú no quieres hablar cada vez que empieza el juego entre ellos, y no lo entiendo, está de nuestra parte. Te niegas a seguir hacia delante porque, según tú, se aprovecha de su situación privilegiada y nos utiliza. No es así. Es normal que te sientas encasillado, pero debes asumir quien eres y jamás dar un paso atrás. Los siete pensamos que te corroen los celos y te equivocas juzgándola; podemos ser como ella. Entendería que a la otra le desearas lo peor, incluso que la mataras, pero a esa que tu desprecias tanto, de momento, es nuestra dama, nuestra reina.

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *