Tarde de invierno · Indiferencia · Sueño de bebé · Soplagaitas

Tarde de invierno · Indiferencia · Sueño de bebé · Soplagaitas

08-02-2013

 

 

la ss=»alignright wp-image-1298″ title=»Tarde de invierno» src=»Tarde-de-invierno.jpg» alt=»» width=»192″ height=»139″ />TARDE DE INVIERNO

El leve crujir de la viga de la que cuelga su padre; el zumbido de las moscas revoloteando; el aroma del muerto descuartizado en el suelo; el color rojo de la sangre llenándolo todo; los gritos sordos de la vecina amordazada; el magreo a sus pechos; el filete de glúteo haciéndose a fuego vivo en la sartén; su cómplice haciendo equilibrios sobre aquella barra de hierro y el rostro desencajado de su viejo mientras trata de escapar son algunas de las pequeñas cosas que dan sentido a una aburrida tarde de invierno.

 

07-02-2013

 

 

 

INDIFERENCIA

El leve crujir de la viga de la que cuelga su padre es suficiente para que su atención se desvíe hacia la ventana.

-Mamá, cuando puedas llama a una ambulancia, papá vuelve a hacerse la víctima.

03-02-2013

 

 

SUEÑO DE BEBÉ

Lleva horas durmiendo en su cunita como un ángel. Me pregunto si soñará sin apenas haber vivido. Igual sueña que la nada le persigue y tropieza en el vacío. Ahora mueve un pie y una mano, y entreabre un ojito. Pesadillas no tendrá porque aún no tiene monstruos en su mente. Cada cinco horas, un eco de silencio debe retumbar en su barriguita ya que, por instinto, se despierta llorando y hambriento sin conocer el porqué de estar vivo.

 

25-01-2013

 

 

SOPLAGAITAS

-Lleva horas durmiendo en su cunita como un ángel. No entiendo como lo ha hecho con el alboroto que hay en esta escalera.

-Reconoce que ha sido por el sonido de mi nuevo instrumento musical. Amansa a las fieras y la ha dejado dormidita.

-Claro. Y por la música celestial del heavy del primero; las apacibles charlas de la pareja del segundo; los dulces ladridos del Fox Terrier del tercero; los zapateados bien acompasados de la escuela de baile de arriba; el agradable runrún de las obras de la calle y tú deleitándonos con esa maravillosa gaita gallega. Se ha dormido por agotamiento, idiota.